LUEGO DE VER ESTO NO VOLVERÁS A BOTAR LA CASCARA DE PIÑA NUNCA MAS EN TU VIDA AQUÍ TE DECIMOS PORQUE..

infusión de cascara de piña, 9 beneficios que no te debes perder

Una simple infusión de cáscara de piña te convertirá en una persona MUCHO MÁS SALUDABLE.

Actualmente todo tiene un costo y saber aprovechar al máximo cada uno de los alimentos es una gran opción para ahorrar. Al comer piña tiramos una gran cantidad de cáscara, ¿no sería mejor utilizarla? Por ello, te contamos cómo realizar una infusión de cáscara de piña para disfrutar de maravillosos beneficios.

La piña cuenta con grandes propiedades para la salud

Si bien esta es una fruta sumamente beneficiosa muchas personas la dejan de lado por su aporte de carbohidratos (aunque posee pocas calorías). Sin embargo, vale mencionar que es un alimento altamente nutritivo y resulta mucho mejor que otras comidas de dieta procesadas.Sin lugar a duda cuenta con un sabor único y delicioso, un balance justo entre dulzor y acidez. Además, aporta hierro, calcio, fibra, potasio, zinc y magnesio. Incluso, se la conoce como fuente de manganeso, un mineral esencial si necesitamos tener energía para todo el día.

Contiene una enzima denominada bromelina que se concentra mayormente en el núcleo y la cáscara. La bromelina mejora la digestión de las comidas, en especial la de la proteína, a la vez que es antiinflamatoria y anticoagulante.

En cuanto a las vitaminas, cuenta con grandes antioxidantes que benefician la producción de colágeno como la vitamina C. También aporta vitamina A que fortalece el sistema inmune, todas las vitaminas del complejo B, vitamina D, E y K. Como si fuera poco, 100 gramos de piña sólo aportan 50 calorías.

¿Y qué hacer con su cáscara?

La piña, también llamada ananá, es el ingrediente principal de muchos postres, batidos, tragos. En algunos países se la conoce como fruta tropical, exótica, mientras que en otros forma parte de la dieta cotidiana. Sin embargo, pocas personas saben que su cáscara también puede ser aprovechada.

Una manera fácil y económica de emplearla es a través de una infusión de cáscara de piña. El sabor es similar al de la fruta e incluso cuenta con excepcionales propiedades. Si deseas realizarla, te contamos lo que necesitarás:

  • 1 litro de agua
  • la cáscara de una piña

Preparación: 

La preparación de esta infusión de cáscara de piña es muy sencilla, similar a la de cualquier infusión.

  • En primer lugar, no olvides lavar muy bien toda la cáscara.
  • Coloca el agua en una cacerola y llévala a fuego fuerte hasta su ebullición.
  • Baja el fuego a mínimo y añade las cáscaras. Deja cocinar por unos 10 minutos con el recipiente tapado.
  • Retira del fuego y sin destapar deja reposar por 5 minutos.
  • Finalmente, filtra el líquido. Desecha la cáscara y conserva el preparado en un recipiente de vidrio hermético.

Beneficios de beber una infusión de cáscara de piña al día

  • Contiene una gran cantidad de antioxidantes que benefician el cabello, la piel y las uñas. Además de evitar los signos prematuros de envejecimiento como arrugas o líneas de expresión, mejora otro tipo de condiciones cutáneas como sequedad (debido a que la piña favorece la producción de colágeno).
  • Es un desinflamante natural. Puede ayudar en el tratamiento de dolores musculares, articulares o lesiones.
  • Ayuda en el tratamiento de problemas respiratorios, resfríos, gripe o tos ya que fortalece el sistema inmunológico.
  • Es un relajante natural ideal para controlar el estrés. También se recomienda la infusión de cáscara de piña para tratar la ansiedad, ataques de pánico y depresión.
  • Es un diurético natural recomendado para combatir la retención de líquidos y para desintoxicar el cuerpo.
  • Estimula la pérdida de peso cuando la infusión de cáscara de piña se acompaña con una dieta hipocalórica y ejercicio regular.
  • Mejora los procesos digestivos, lo que repercute también en otras condiciones como estreñimiento, distensión abdominal, acidez, etc.

Otra forma de aprovechar la cáscara de piña

Buscando entre diferentes recetas Latinoamericanas puedes encontrar otras formas de aprovechar la piel de las frutas. Además de la infusión de cáscara de piña puedes realizar una bebida fermentada denominada “tepache”.

Como todo alimento fermentado, el tepache cuenta con grandes propiedades digestivas. Esto se debe a la gran cantidad de bacterias saludables que aporta (probióticos) que mejoran la flora intestinal y los procesos gástricos. Si necesitas restaurar y curar todo el sistema digestivo, esta bebida es ideal para ti. incluso puedes combinar las ingestas. Por la mañana bebe infusión de cáscara de piña, mientras que por la tarde un vaso de tepache.

El procedimiento es muy sencillo, se necesitan pocos ingredientes y un recipiente de vidrio sano y limpio. En algunos países se pueden adquirir unos barriles de madera que poseen el nombre de tepacheros. La fermentación se realiza a temperatura ambiente entre 20º C y 30º. No debe extenderse por más de 3 días sino la bebida comienza a producir alcohol.

¿Qué necesitamos para preparar tepache?

Recomendación: Debido a que se emplea la cáscara del alimento, y que luego debe fermentar con las bacterias que posee, se recomienda utilizar frutas orgánica. Algunos agroquímicos y sustancias químicas presentes en las plantas pueden dañar, dificultar o modificar el proceso de fermentación. Incluso se puede ver afectada la salud de la persona que ingiere el tepache (la misma recomendación cuenta si deseas elaborar una infusión de cáscara de piña)

  • Cáscara de una piña grande (es importante que la fruta esté bien madura)
  • 1 ramita de canela o 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 3 clavos de olor
  • 600 g de piloncillo o azúcar mascabo
  • 3 litros de agua potable
  • recipiente de vidrio, barro o madera, sin tapa

Preparación:

  • Lava muy bien la cáscara de la piña. Quita cualquier parte verde (penca) que veas. Luego córtala en trozos medianos.
  • Coloca los trozos de cáscara en el recipiente. Añade los piloncillos, la canela, los clavos y 2 litros de agua.
  • Cubre con un lienzo y deja reposar en un lugar con calor, por 48 horas.
  • Pasado este tiempo, filtrar el líquido y agregar el litro de agua restante. Limpiar el recipiente y volver a colocar allí el líquido (si deseas realizar un tepache con alcohol, en este paso puedes añadir también 500 ml de cerveza)
  • Dejar reposar por 12 horas más.
  • Filtrar nuevamente para retirar impurezas.
  • Mantener refrigerado. Beber bien frío o con mucho hielo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *