QUIEN HUBIERA IMAGINADO QUE UNA PEQUEÑA HOJA SECA PODRÍA APORTAR TANTO BENEFICIOS PARA LA SALUD, REGULAR TU DIABETES Y BAJAR EL COLESTEROL

Compartir en Facebook
  • 329
    Shares

¿Quién hubiera imaginado que una pequeña hoja seca podría reportar tantos beneficios para la salud?

Pero así es el laurel: te aporta sus protectores antioxidantes con tanta facilidad como da sabor al pescado cocido.

El aroma del laurel se intensifica con la cocción al liberar sus aceites volátiles, los compuestos vegetales que le proporcionan su característico aroma y que, al mismo tiempo, se encuentran entre los antioxidantes  más poderosos que existen.

Y posiblemente sean particularmente efectivos frente a la epidemia que está afectando a la salud de más de 20 millones de estadounidenses: la diabetes tipo II, una enfermedad caracterizada por un exceso de azúcar (glucosa) en sangre.

El laurel y la diabetes

Un equipo de investigadores liderado por el Dr. Richard Anderson, científico del Centro de Investigación en Nutrición Humana de Beltsville —perteneciente al Departamento de Agricultura de Estados Unidos— y experto en tratamientos naturales para la diabetes tipo II, llevó a cabo un estudio sobre la enfermedad en el que dividió a 40 personas en cuatro grupos.

Tres de los grupos tomaron suplementos de laurel (uno, dos o tres gramos al día) y el cuarto grupo recibió un placebo.

Después de un mes, los grupos tratados con laurel mostraban una reducción de los niveles de azúcar en sangre de hasta un 26 por ciento.

Pero eso no es todo: el colesterol LDL o malo —que puede llegar a obstruir las arterias— se redujo entre un 32 y un 40 por ciento, el colesterol total lo hizo entre un 20 y un 24 por ciento, el colesterol HDL o bueno —encargado de limpiar las arterias— aumentó entre un 20 y un 29 por ciento y los triglicéridos —otras grasas perjudiciales para el corazón— disminuyeron entre un 25 y un 34 por ciento.

Sin embargo, el grupo placebo no experimentó cambios en ninguno de estos parámetros.

¿A qué se debe el poderoso efecto ejercido por el laurel?

En un artículo publicado en la revista Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition el equipo de investigadores afirma que los «compuestos bioactivos» del laurel podrían mejorar la sensibilidad a la insulina (la capacidad de esta hormona para regular el transporte de glucosa a las células desde el torrente sanguíneo), la captación de glucosa (la capacidad de las células para absorber la insulina), el estado antioxidante (una menor oxidación se traduce en un mejor control de la glucosa).

Igualmente, puede mejorar la respuesta inflamatoria (lo anterior también es aplicable en el caso de una menor inflamación crónica) y la metabolización de la glucosa (la velocidad en la que la glucosa es absorbida: una absorción lenta resulta beneficiosa para mantener equilibrados los niveles de azúcar en sangre).

Teniendo en cuenta que la diabetes tipo II aumenta seis veces el riesgo de padecer afecciones cardiacas y que un 75 por ciento de los diabéticos mueren de enfermedades cardiovasculares, estos resultados son cuanto menos alentadores.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *